martes, 20 de septiembre de 2016

Realidad

Todo glamour, que si metadatos, si digitales, pero a la hora del almuerzo, los editores vamos al chino por peso como cualquier oficinista.