martes, 23 de febrero de 2016

Humor editorial

Mi padre me manda por chat un chiste:
—¿Tiene algún libro sobre el cansancio y la fatiga?
—No, están agotados.