martes, 3 de septiembre de 2013

Clases


Siempre que la clase parece lista, está pensada y empiezo a acomodar la bibliografía y los libros para llevar, surge algo, se da vuelta todo, y empiezo otra vez. Replanteo. Encuentro temas nuevos. Formas diferentes de ver las cosas. Y sobre el filo, obvio. Al final, parece que la improvisación es lo mío.